Genuino

Éramos todo menos el cielo,

y todo menos el infierno.

¿No es así, amor?

¿El sabor agridulce de fingir indiferencia?

¿La perdida del tiempo que bien pudimos haber extendido y crear así nuestro propio para siempre?

¿El silencio que una vez fue cómodo y se volvió dolorosamente vacío?

¿El calor que generaba tu cuerpo contra el mío cuando me abrazabas y que desapareció gradualmente?

Oh amor, pero ¿acaso no éramos algo tan autentica y horriblemente genuino?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s