NO ES MOLESTIA

Despertarse antes de que salga el sol, un domingo de verano para poder compartir contigo los primeros rayos de luz, no es molestia alguna.

Además tener la oportunidad de acariciar tu rostro con la punta de mi nariz, bajar a tu cuello y culminar mi camino en tus labios, es un tipo de intimidad que solo nosotros podemos entender.

Estoy dispuesta a soportar el insomnio que me provoca el café de tus ojos y aún así madrugaría para encontrarte.

Tiene algo de magia el poder compartir una mañana, colgada a tu cuello en las aguas del Mar de Cortés para empezar mi día.

Besos de mar con sabor a sal, piel besada por el sol, la arena y mis labios, café de desayuno y tú, créeme, no es molestia alguna. El placer no solo es mío, es nuestro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s