COSAS QUE NO PARECEN ROMPERSE PERO LO HACEN

Me dije a mi misma que no volvería a escribir sobre él, que no volvería a escribir sobre ti pero ahora henos aquí, a mi pluma y a mí, gastando tinta y palabras sobre estas hojas blancas en las cuales, a duras penas puedo lograr escribir algo, ya que con el pasar de las horas, son más mis lágrimas las que se mezclan con la tinta en lugar de oraciones, lagrimas que llenan estas hojas, lagrimas que mojan este papel, lagrimas que apagan la calidez de los recuerdos que aún conservo de ti,  lagrimas que son las que terminan de llenar estas páginas. Entre la intensidad de la emoción y la poca creatividad que me queda – por esta noche –  se me escapan suspiros. Suspiros que deseo lleguen a tus oídos. Suspiros de un te extraño, suspiros de confusión al no saber por qué lo hago. Sé que llegara el día en el que dejes de doler, en el que ya no quiera llamarte a medianoche, en el que tu recuerdo me deje en paz, pero, ese día no es hoy y esta noche tampoco. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s